Saltar al contenido

Como curar la ansiedad ¿Es posible?

como-curar-ansiedad

La ansiedad es una reacción fisiológica que prepara al cuerpo ante una situación de peligro, sin embargo se convierte en un problema cuando suele aparecer en donde la situación de “estar tan alerta” no es necesario.

Si has llegado a este artículo es posible que alguien conocido o bien tú mismo sufren de ansiedad o crees de sufrirla. Lo primero, y es muy importante que sepas:

⚠️ ESTE ARTÍCULO NO SUSTITUYE LA ATENCIÓN POR PARTE DE UN PROFESIONAL ⚠️

Aclarado este punto muy importante, la finalidad de este artículo es, ni más ni menos, darte a conocer existen remedios y consejos para reducir la frecuencia y/o gravedad de un cuadro de ansiedad.

¿Cómo se puede tratar la ansiedad?

La ansiedad es una “patología” o simplemente un problema emocional. Una persona con ansiedad, no está enferma, simplemente su manera de pensar es la que da lugar a que se origine la ansiedad.

Conocer nuestro enemigo

En primer lugar, aprendemos a identificar bien la ansiedad. Saber bien el motivo por el cual tenemos ansiedad, lo que es y cómo irá desapareciendo.

Romper el círculo vicioso

El motivo por el que muchas personas pasan años con ansiedad, es porque la ansiedad y los síntomas se retroalimentan. La ansiedad nos crea síntomas. Esos síntomas nos ponen más nerviosos y la ansiedad aumenta. Es un círculo vicioso en el que podemos pasar años.

Eliminamos las causas de la ansiedad

La ansiedad es el problema principal, y si tenemos ansiedad es porque hay unas causas detrás. Por lo tanto, es necesario que la persona aprenda a desenmascarar las causas de la ansiedad para eliminarla de su vida. Si  no hay causas no hay ansiedad.

Toma cartas en el asunto

Puedes quedarte sin hacer nada o bien intentar mejorar. Las personas que están cayendo hacia la ansiedad no verán necesario actuar hasta que han tocado fondo. Que eso ocurra pueden pasar semanas, meses o años. 

Pero tarde o temprano hará falta actuar porque no se puede mejorar haciendo nada.

Curar la ansiedad con el deporte

La práctica habitual de ejercicio físico o crearnos el hábito a realizar algún tipo de deporte, resulta de vital importancia si queremos superar la ansiedad. Obviamente, no es un requisito indispensable, pero sin duda alguna, os aseguro que puede ayudar mucho a acelerar el proceso de curación de la ansiedad.

No sé si conocéis el dicho: “Men Sana in corpore sano” significa, una mente sana en un cuerpo sano. Es tan sabio como correcto, ya que nuestra psiquis, depende directamente del buen funcionamiento de nuestro estado físico, y el ejercicio y la dieta son sencillamente, indispensables.

Además de esto, el deporte tiene otros puntos muy positivos para la ansiedad.

  • Nos ayuda a regular el sistema nervioso central.
  • Reduce el estrés y la ansiedad.
  • Libera endorfinas que contrarrestan el cortisol (hormona del estrés).
  • Ayuda a oxigenar las células del cuerpo, incluidas las del cerebro.
  • El cerebro rinde mucho mejor
  • Despeja la mente.

Alimentos que ayudan a disminuir la ansiedad

¿Sabías que existen alimentos para combatir la ansiedad? Sí, eso mismo. Los alimentos que ayudan a combatirla contienen nutrientes que no solo mejoran tu salud sino tu estado mental.

Es un hecho que la alimentación influye en los estados mentales ya que nuestros cuerpos funcionan gracias a la energía química que nos proporcionan. Por ese motivo, una buena alimentación es fundamental para aliviar los síntomas de la ansiedad.

Combatir la ansiedad con alimentos ricos en vitaminas B

El estrés cotidiano puede afectarnos más de lo normal si no existen altas reservas de vitamina B2, B5, B6 y B12. Los estudios sugieren que la vitamina B funciona como una carga de batería y cuando ya no tiene carga nuestro organismo empieza a sufrir cambios drásticos como la ansiedad.

Por lo mismo, comer alimentos altos en vitaminas B puede ser una ayuda a nuestro organismo. Entre los alimentos con vitaminas B se encuentran: el pescado, legumbres, cereales, carnes rojas y entre los vegetales están las espinacas, espárragos y el brócoli.

Las frutas también son una fuente importante de vitamina B.

Nota: Una de las maneras más efectivas de conservar las vitaminas de las verduras al cocinarlas es consumirlas hervidas.

El pescado y sus ácidos grasos de Omega-3

Los ácidos grasos de Omega-3 tienen altos beneficios para la salud física y mental. Así como el pescado que contiene nutrientes que fortalecen el organismo.

Estos alimentos ayudan a personas que sufren depresión y/o ansiedad por los nutrientes que conllevan estos alimentos. Entre los alimentos recomendados con estos nutrientes destacan: el aceite de pescado, el salmón y el atún, las nueces y el aceite de canola.

El potasio como arma contra la ansiedad

El consumo de plátanos fortalece el sistema nervioso gracias a la alta fuente de potasio que proporciona.

El sistema nervioso juega un papel importante en los trastornos relacionados con la ansiedad y el consumo de potasio ayuda a mantener un equilibrio en dicho sistema.

Otros alimentos que también tienen potasio pueden ser: batatas, naranjas, judías blancas y tomates.

Reducir la ansiedad con el consumo de magnesio

Las calabazas son una fuente de magnesio puro y ayudan a controlar el estrés cotidiano. Las calabazas y espinacas son vegetales que también ayudan a reducir los niveles de estrés y de ansiedad.

Las ostras y su efecto tranquilizante

Las ostras proporcionan zinc que es un mineral que funciona como un calmante para el organismo.

Otros alimentos que proporcionan zinc pueden ser: nueces, alubias, chocolate y cacao, carne de cordero, cacahuetes y calabazas.

Reducir la ansiedad con infusiones y suplementos naturales

El uso de los recursos naturales que tenemos en la tierra, nos ayudarán también muchísimo a mejorar nuestra ansiedad. Este tipo de suplementos ayudan a relajar el sistema nervioso central, a dormir mejor, a reducir el estrés y la ansiedad.

En la lista top de mis suplementos favoritos están:

  • Hipérico.
  • Melatonina.
  • Tila.
  • Pasiflora.
  • Melisa.
  • Valeriana.

Son suplementos naturales que se pueden comprar en herbolarios y supermercados que nos ayudarán a reducir notablemente un trastorno de ansiedad de una forma natural y sin los efectos secundarios que tienen los fármacos de tipo antidepresivo, y ansiolítico

Técnica para eliminar la ansiedad

Según la Universidad de Michigan Hablar contigo mismo, pero en tercera persona, usando “ella” o “él”, o nuestro nombre, puede calmar la ansiedad y el estrés, mejorar nuestro desempeño en situaciones de tensión y recuperar la el control de la situación que genera ansiedad, por ejemplo, antes de dar un discurso, exponer un tema o bien cuando pretendemos dar una buena impresión en un trabajo.

¿Cómo es posible?

Cuando nos referimos a nosotros en tercera persona, en vez de utilizar el clásico “yo”, podemos tomar distancia, establecemos un espacio entre el “yo” que observa y reflexiona y el “yo” que se deja invadir por la ansiedad. Este simple cambio en el discurso nos permite ver la situación con más perspectiva por lo que podremos enfrentarla más como un desafío que como un obstáculo.

En el estudio realizado por la Universidad de Michigan se les solicitó a las personas que imaginaran una situación en la que no se sentirían cómodos y que les genera ansiedad. Luego, se evaluó el nivel de ansiedad y les pidió a los participantes que escribieran los pensamientos que les venían a la mente.

Al terminar, les dieron diferentes afirmaciones para que manejaran la ansiedad, tales afirmaciones debían repetirlas en su mente. Como por ejemplo: “Voy a pensar en otra cosa”, “Enfrentar esta situación me hará sentir bien” o “Voy a hacerlo bien”. El truco radica en que algunos participantes debían repetir estas afirmaciones en primera persona y otros en tercera persona.

Así los psicólogos encargados de dicho estudio lograron apreciar que aquellos que mantenían un diálogo interior en tercera persona, reducían sus niveles de ansiedad.

El tema del Diálogo Interior sin duda merece ser tratado aparte ya que no se trata simplemente de pequeñas frases motivadoras del tipo “puedes hacerlo” sino de una técnica estudiada y verificada.

Así que cuando te sientas en una situación de estrés, no dudes en hablar contigo mismo en tercera persona, describe lo que sientes, piensas y cómo actúas, notaras la diferencia. Aunque claro, es recomendable asistir también con un psicólogo para hacer un diagnóstico de la situación que genera ansiedad y brindar un tratamiento para el mismo.

Tratar la ansiedad con ayuda profesional

Pedir la ayuda correcta es la clave para superar un trastorno de ansiedad. Pocas personas saben entender a quien padece ansiedad. Da igual su profesión o sus carreras universitarias.

El don de la comprensión y el carisma, es algo con lo que se nace, y conocer bien un problema como es la ansiedad, es crucial para poder ayudar a las personas a superar este tipo de problemas.

Por este motivo, quiero volver a recomendarte que, como curar la ansiedad es una tarea titánica, pidas ayuda a un profesional.

Referencias

  • Kross, E. et. Al. (2014) Self-talk as a regulatory mechanism: How you do it matters. Journal of Personality and Social Psychology; 106(2): 304-324.
  • Hatzigeorgiadis, A. et. Al. (2011) Self-Talk and Sports Performance. A Meta-Analysis. Science; 6(4): 348-356.