Saltar al contenido

La teoría del Aprendizaje Significativo de David Ausubel

Se debe al psicólogo cognitivo David Paul Ausubel la teoría del aprendizaje significativo; según este postulado, para aprender un concepto, tiene que haber inicialmente una cantidad básica de información acerca de él, que actúa como material de fondo para la nueva información.

La teoría de Ausubel se inscribe en el marco de las teorías cognitivas y está centrada principalmente en el aprendizaje que ocurre en un ambiente escolar, es decir, en un marco instruccional de carácter formal por lo mismo.

Este artículo está destinado para desarrollar ejemplos para optimizar el aprendizaje del alumno. ¿Te atreves a aprender en qué consiste? ¡Entonces sigue leyendo!

¿Qué es el aprendizaje significativo?

El individuo aprende mediante aprendizaje significativo. Se entiende por aprendizaje significativo a la incorporación de la nueva información a la estructura cognitiva del individuo. Esto creara una asimilación entre el conocimiento que el individuo posee en su estructura cognitiva con la nueva información, facilitando el aprendizaje.

El aprendizaje significativo es un aprendizaje relacional. Con esto nos referimos a que el sentido lo da la relación del nuevo conocimiento con: conocimientos anteriores, con situaciones cotidianas, con la propia experiencia, con situaciones reales…

El ser humano tiende a rechazar aquello a lo que no le encuentra sentido. El único auténtico aprendizaje es el aprendizaje significativo, es decir, el aprendizaje que el alumno encuentre sentido.

Cualquier otro aprendizaje será puramente mecánico, memorístico, coyuntural: aprendizaje para aprobar un examen, memorizar un número de teléfono hasta dejarlo por escrito…

David Ausubel menciona que el conocimiento que el estudiante posea en su estructura cognitiva relacionadas con el tema de estudio es el factor más importante para que el aprendizaje sea óptimo.

Otro factor importante son los preconceptos o conocimientos previos (conocimiento espontaneo de algo) del alumno ya que estos pueden determinar el éxito o fracaso en el aprendizaje, los preconceptos están arraigadas en la estructura cognitiva.

Los ejes del aprendizaje según Ausubel

Ausubel, refiere que el aprendizaje del niño se desarrolla en dos ejes que son:

  1. Eje Vertical: En este eje se desarrolla la memorización o repetición de algo que se quiere enseñar, esto es lo que Ausubel llamaba Aprendizaje significativo.
  2. Eje Horizontal: Es el proceso instruccional que se le brinda al niño para lograr el aprendizaje, se le brindan todas las instrucciones adecuadas al niño para que capte lo que se le quiere enseñar.

Ausubel compartía en que estos dos ejes eran continuos, pero ambos eran independientes uno con otro, por lo tanto se deduce que el aprendizaje es significativo y por repetición.

¿En qué consiste la teoría del aprendizaje significativo?

Ausubel plantea que el aprendizaje del alumno depende de la estructura cognitiva previa que se relaciona con la nueva información, debe entenderse por “estructura cognitiva”, al conjunto de conceptos, ideas que un individuo posee en un determinado campo del conocimiento, así como su organización.

En el proceso de orientación del aprendizaje, es de vital importancia conocer la estructura cognitiva del alumno; no sólo se trata de saber la cantidad de información que posee, sino cuales son los conceptos y proposiciones que maneja así como de su grado de estabilidad.

Los principios de aprendizaje propuestos por Ausubel ofrecen el marco para el diseño de herramientas metacognitivas que permiten conocer la organización de la estructura cognitiva del educando. Lo cual permitirá una mejor orientación de la labor educativa.

Esta ya no se verá como una labor que deba desarrollarse con “mentes en blanco” o que el aprendizaje de los alumnos comience de “cero”, pues no es así, sino que, los educandos tienen una serie de experiencias y conocimientos previos que afectan su aprendizaje y pueden ser aprovechados para su beneficio.

En la mente del individuo hay una red orgánica de ideas, conceptos, relaciones, informaciones, vinculadas entre sí y cuando llega una nueva información, esta puede ser asimilada en la medida que se ajuste bien a la estructura conceptual preexistente, la cual, sin embargo, resultará modificada como resultado del proceso de asimilación.

Si tuviese que reducir toda la psicología educativa a un sólo principio, enunciaría éste: el factor más importante que influye en el aprendizaje es lo que el alumno ya sabe. Averígüese esto y enséñese consecuentemente.

Ausubel, 1986

El aprendizaje significativo ocurre cuando una nueva información “se conecta” con un concepto relevante preexistente (este conocimiento previo se conoce como subsunsor) en la estructura cognitiva, esto implica que, las nuevas ideas, conceptos y proposiciones pueden ser aprendidos significativamente en la medida en que otras ideas, conceptos o proposiciones relevantes estén adecuadamente claras y disponibles en la estructura cognitiva del individuo y que funcionen como un punto de “anclaje” a las primeras.

¿Qué es el aprendizaje mecánico o memorístico?

El aprendizaje mecánico o memorístico, contrariamente al aprendizaje significativo, se produce cuando no existen subsunsores adecuados de tal forma que la nueva información es almacenada arbitrariamente sin interactuar con conocimientos preexistentes.

Un ejemplo de ello sería el aprendizaje de fórmulas en física. Esta nueva información es incorporada a la estructura cognitiva de manera literal y arbitraria puesto que consta de puras asociaciones arbitrarias.

Cuando el alumno carece de conocimientos previos relevantes y necesarios para hacer que la tarea de aprendizaje sea potencialmente significativo es mucho más complicada su memorización y su prevalencia en la memoria a largo plazo.

Obviamente, el aprendizaje mecánico no se da en un “vacío cognitivo” puesto que debe existir algún tipo de asociación, pero no en el sentido de una interacción como en el aprendizaje significativo.

El aprendizaje mecánico también puede ser necesario en algunos casos, por ejemplo: en la fase inicial de un nuevo cuerpo de conocimientos cuando no existen conceptos relevantes con los cuales pueda interactuar.

Sin embargo, en todo caso el aprendizaje significativo debe ser preferido, pues, este facilita la adquisición de conocimientos, la retención de los mismos y la transferencia de lo aprendido.

Finalmente Ausubel no establece una distinción entre aprendizaje significativo y mecánico como una dicotomía, sino como un “continuum” donde ambos tipos de aprendizaje pueden ocurrir concomitantemente en la misma tarea de aprendizaje.

Cabe resaltar que existen otros tipos de aprendizaje intermedios que comparten algunas propiedades de los aprendizajes antes mencionados, por ejemplo: aprendizaje de representaciones o el aprendizaje de los nombres de los objetos.

Características del aprendizaje significativo

De entre todas las características del aprendizaje significativo tenemos que destacar la que es, sin duda, las más importante de todas:

El aprendizaje significativo produce una interacción entre los conocimientos más relevantes de la estructura cognitiva y las nuevas informaciones de tal modo que estas adquieren un significado y son integradas a la estructura cognitiva de manera no arbitraria y sustancial, favoreciendo la diferenciación, evolución y estabilidad de los subsunsores preexistentes y consecuentemente de toda la estructura cognitiva.

Aunque esta sea las más importante, no quiere decir ni mucho menos que sea la única. Entre las demás características que presenta el aprendizaje significativo nos encontramos:

  • Existe una interacción entre la nueva información con aquellos que se encuentran en la estructura cognitiva. El aprendizaje nuevo adquiere significado cuando interactúa con la noción de la estructura cognitiva.
  • La nueva información contribuye a la estabilidad de la estructura conceptual preexistente.
  • Es permanente: El aprendizaje que adquirimos es a largo plazo
  • Produce un cambio cognitivo ya que se pasa de una situación de no saber a saber.
  • Está basado sobre la experiencia ya que depende de los conocimientos previos.
  • Los conocimientos previos han de estar relacionados con aquellos que se quieren adquirir de manera que funcionen como base o punto de apoyo para la adquisición de conocimientos nuevos.
  • Es necesario desarrollar un amplio conocimiento metacognitivo para integrar y organizar los nuevos conocimientos.
  • Es necesario que la nueva información se incorpore a la estructura mental y pase a formar parte de la memoria comprensiva.
  • Aprendizaje significativo y aprendizaje mecánico no son dos tipos opuestos de aprendizaje sino que se complementan durante el proceso de enseñanza. Pueden ocurrir simultáneamente en la misma tarea de aprendizaje. Por ejemplo, la memorización de las tablas de multiplicar es necesaria y formaría parte del aprendizaje mecanicista, sin embargo su uso en la resolución de problemas correspondería al aprendizaje significativo.
  • Requiere una participación activa del discente donde la atención se centra en el cómo se adquieren los aprendizajes.
  • Se pretende potenciar que el discente construya su propio aprendizaje, llevándolo hacia la autonomía a través de un proceso de andamiaje. La intención última de este aprendizaje es conseguir que el discente adquiera la competencia de aprender a aprender.
  • El aprendizaje significativo puede producirse mediante la exposición de los contenidos por parte del docente o por descubrimiento del discente.

Tipos de aprendizaje significativo

Según el contenido del aprendizaje, Ausubel distingue tres tipos:

  1. Aprendizaje de representaciones
  2. Aprendizaje de conceptos
  3. Aprendizaje de proposiciones

Aprendizaje de representaciones

Es el aprendizaje más elemental del cual dependen los demás tipos de aprendizaje. Consiste en la atribución de significados a determinados símbolos. Al respecto Ausubel dice que ocurre cuando se igualan en significado símbolos arbitrarios con sus referentes (objetos, eventos, conceptos) y significan para el alumno cualquier significado al que sus referentes aludan

Este tipo de aprendizaje se presenta generalmente en los niños, por ejemplo, el aprendizaje de la palabra “pelota”, ocurre cuando el significado de esa palabra pasa a representar, o se convierte en equivalente para la pelota que el niño está percibiendo en ese momento, por consiguiente, significan la misma cosa para él.

No se trata de una simple asociación entre el símbolo y el objeto sino que el niño los relaciona de manera relativamente sustantiva y no arbitraria, como una equivalencia representacional con los contenidos relevantes existentes en su estructura cognitiva.

Aprendizaje de conceptos

Los conceptos se definen como los objetos, eventos, situaciones o propiedades de que posee atributos de criterios comunes y que se designan mediante algún símbolo o signos. Partiendo de ello podemos afirmar que en cierta forma también es un aprendizaje de representaciones.

Los conceptos son adquiridos a través de dos procesos: formación y asimilación.

En la formación de conceptos los atributos de criterio (características) del concepto se adquieren a través de la experiencia directa en sucesivas etapas de formulación y prueba de hipótesis.

Siguiendo con el ejemplo anterior podemos decir que el niño adquiere el significado genérico de la palabra “pelota” y este símbolo sirve también como significante para el concepto cultural “pelota”.

En este caso se establece una equivalencia entre el símbolo y sus atributos de criterios comunes. De allí que los niños aprendan el concepto de “pelota” a través de varios encuentros con su pelota y las de otros niños.

El aprendizaje de conceptos por asimilación se produce a medida que el niño amplía su vocabulario pues los atributos de criterio de los conceptos se pueden definir usando las combinaciones disponibles en la estructura cognitiva por ello el niño podrá distinguir distintos colores y tamaños y afirmar que se trata de una “pelota”, cuando vea otras en cualquier momento.

Aprendizaje de proposiciones

Este tipo de aprendizaje va más allá de la simple asimilación de lo que representan las palabras, combinadas o aisladas, puesto que exige captar el significado de las ideas expresadas en forma de proposiciones.

El aprendizaje de proposiciones implica la combinación y relación de varias palabras, cada una de las cuales constituye un referente unitario. Luego estas se combinan de tal forma que la idea resultante es más que la simple suma de los significados de las palabras componentes individuales.

De esta manera, se acaba produciendo un nuevo significado que es asimilado a la estructura cognoscitiva.

En otras palabras: una proposición potencialmente significativa, expresada verbalmente, como una declaración que posee significado denotativo (las características evocadas al oír los conceptos) y connotativo (la carga emotiva, actitudinal e idiosincrática provocada por los conceptos) de los conceptos involucrados, interactúa con las ideas relevantes ya establecidas en la estructura cognoscitiva y, de esa interacción, surgen los significados de la nueva proposición.

Siguiendo con el mismo ejemplo: si el niño puede interpretar la siguiente frase correctamente «Mi hermano tiene una pelota roja y yo una verde» sin duda alguna se entenderá que el niño aprendido las tres formas de aprendizaje significativo. Para probarlo podemos pedirle al niño que «dibuje una pelota roja y otra verde».

Teoría de la Asimilación

La teoría de la asimilación se refiere a la interacción entre el nuevo material que será aprendido y la estructura cognoscitiva existente origina una reorganización de los nuevos y antiguos significados para formar una estructura cognoscitiva diferenciada, esta interacción de la información nueva con las ideas pertinentes que existen el la estructura cognitiva propician su asimilación.

Por asimilación entendemos el proceso mediante el cual la nueva información es vinculada con aspectos relevantes y pre existentes en la estructura cognoscitiva, proceso en que se modifica la información recientemente adquirida y la estructura preexistente, al respecto Ausubel recalca: Este proceso de interacción modifica tanto el significado de la nueva información como el significado del concepto o proposición al cual está afianzada.

El producto de la interacción del proceso de aprendizaje no es solamente el nuevo significado, sino que incluye la modificación del subsunsor y es el significado compuesto.

Características de la teoría de asimilación

  • Implica abstracción inductiva de la realidad.
  • Se efectúa por descubrimiento e incluye procesos de generalización diferenciación, de formulación de hipótesis…
  • Deriva de la interacción entre un conocimiento nuevo y estructuras conceptuales ya construidas. Lo que implica relacionar conceptos.
  • Se efectúa en contextos receptivos y sólo es posible a partir de la enseñanza.

El proceso de asimilación

Para el siguiente ejemplo utilizaremos la letra griega Delta (mayúscula Δ y minúscula δ) para ayudar en la ejemplificación donde Δ representa el conocimiento previo del alumno y δ el nuevo aprendizaje.

El proceso de asimilación tiene lugar cuando una nueva información (δ) potencialmente significativa es vinculada por el aprendiz con una idea más general (Δ) que ya existe en su estructura cognitiva, ya sea porque a es un caso particular de Δ o porque Δ constituye una relación o proposición que incluye a la nueva información δ.

Como resultado de esta asimilación, en la estructura cognitiva aparece una nueva entidad compuesta por δ’ , que es la nueva información, modificada por su interacción con la idea general Δ preexistente y Δ’ que es la idea preexistente modificada a su vez como resultado de su interacción con δ. Es decir, el resultado de la asimilación de una información nueva no es simplemente la incorporación de ella a la estructura cognitiva sino la aparición del complejo conceptual δ’Δ’ en que tanto la idea nueva como la antigua que ha servido de anclaje, resultan modificadas.

Pero el proceso de asimilación, según Ausubel, no termina aquí. Hasta este punto, lo que ha tenido lugar es el aprendizaje significativo de la información a que ha sido asimilada con el significado subordinado δ’. Después de esta etapa el nuevo significado δ’ queda disponible para ser recuperado en cuanto sea evocado, ya que en esta nueva fase, que Ausubel llama “de retención”, el complejo conceptual Δ’δ’ es disociable en las entidades separadas Δ’ y δ’ . Es decir:

Δ’δ’ | Δ’ + δ’

Pero esta disociabilidad se comienza a perder gradualmente de modo que la posibilidad de recuperar el significado δ’ se torna cada vez más difícil hasta que finalmente deja de disociarse de Δ’δ’, quedando como residuo en la estructura cognitiva el concepto general modificado Δ’.

Ausubel denomina “asimilación obliteradora” a todo el proceso que sigue al aprendizaje significativo y al cabo del cual se tiene como resultado el olvido de la idea a que fue retenida por un lapso variable de tiempo bajo el significado δ’ . Importa destacar aquí que este olvido forma parte del proceso general de asimilación mediante el cual la estructura cognitiva ha resultado reestructurada, por cuanto la idea más general inicial Δ ha sido sustituida por Δ’.

⚠️
La diferenciación progresiva y la reconciliación integradora son dos procesos complementarios que aparecen durante el proceso de aprendizaje significativo.

Diferenciación progresiva

La diferenciación progresiva se da cuando los conceptos ya adquiridos y asentados en la estructura cognitiva del individuo se ven modificados por el aprendizaje de un nuevo conocimiento, mejorando y/o ampliando su conocimiento sobre el mismo. Es decir, se da cuando el concepto nuevo se subordina a conceptos más inclusores que el alumno ya conocía.

Por ejemplo: el alumno conoce el concepto de «pelota» y al conocer su clasificación puede afirmar: “Las pelotas pueden ser de cuero, plástico, papel…”.

💡 Idea clave: Los conceptos subsensores reelaboran y adquieren nuevos significados. Los nuevos conceptos se incluyen dentro de uno más general.

Estos aprendizajes son aprendizajes es progresivos, es decir que el niño logra desarrollar su pensamiento. No se trata que el niño lo haga bien, se trata que desarrolle su pensamiento, que lo haga bien vendrá con el tiempo.

Aprendizaje Subordinado

Este aprendizaje se presenta cuando la nueva información es vinculada con los conocimientos pertinentes de la estructura cognoscitiva previa del alumno, es decir cuando existe una relación de subordinación entre el nuevo material y la estructura cognitiva pre existente, es el típico proceso de subsunción.

El aprendizaje de conceptos y de proposiciones, hasta aquí descritos reflejan una relación de subordinación, pues involucran la subsunción de conceptos y proposiciones potencialmente significativos a las ideas más generales e inclusivas ya existentes en la estructura cognoscitiva.

Ausubel decía que la mayoría de los aprendizajes se desarrollaban de una manera subordinada, es decir que el aprendizaje que el niño haya obtenido antes optimizara el aprendizaje actual.

Aprendizaje subordinado derivado

Así pues, supongamos que he adquirido un concepto básico tal como “árbol”. Sé que un árbol tiene un tronco, ramas, hojas verdes, y puede tener cierta clase de fruta, y que, cuando han crecido pueden llegar a medir por lo menos 4 metros de alto.

Ahora aprendo sobre una clase de árbol que nunca había visto, digamos un árbol de persimon, que se ajusta a mi comprensión anterior del árbol. Mi nuevo conocimiento de los árboles de persimon se ata a mi concepto de árbol, sin alterar substancialmente ese concepto. Así pues, un Ausubeliano diría que se ha aprendido sobre los arboles de persimon mediante el proceso del subsunción derivada.

Aprendizaje subordinado correlativo

Ahora, supongamos que encuentro una nueva clase de árbol que tenga hojas rojas, en lugar de verdes. Para acomodar esta nueva información, tengo que alterar o ampliar mi concepto de árbol para incluir la posibilidad de hojas rojas.

He aprendido sobre esta nueva clase de árbol con el proceso del subsunción correlativa. En cierto modo, se puede decir que este aprendizaje es mas “valioso” que el del subsunción derivado, puesto que enriquece el concepto de conocimiento superior.

Reconciliación integradora

La reconciliación integradora se desarrolla en el pensamiento del niño como la inclusión de los conceptos que el alumno ya conocía. El alumno ya conocía los conceptos subsensores pero descubre que dos o más están relacionados por lo que amplía su grado de conocimiento.

Por ejemplo: El niño ya conocía qué era una «pelota». Con el nuevo aprendizaje que se le brinda al niño le hará pensar que del cuero o del plástico se hacen las pelotas. También se puede enseñar de donde vienen estos dos materiales para hacer que el aprendizaje sea más profundo.

💡 Idea clave: Los conceptos subsensores se mantienen intactos pero se relacionan algunos entre sí ya que descubren dicha relación.

Aprendizaje Supraordinado

Ocurre cuando una nueva proposición se relaciona con ideas subordinadas específicas ya establecidas.

Tienen lugar en el curso del razonamiento inductivo o cuando el material expuesto implica la síntesis de ideas componentes.

Partiendo de ello se puede decir que la idea supraordinada se define mediante un conjunto nuevo de atributos de criterio que abarcan las ideas subordinadas.

Siguiendo el ejemplo anterior del árbol: imaginemos que estoy familiarizado con los arboles peral, robles, manzanos… pero no sabía, hasta que me enseñaron, que éstos son todos ejemplos de árboles caducifolio. En este caso, conocía ya a muchos ejemplos del concepto, pero no sabía el concepto mismo hasta que me fue enseñado. Éste es aprendizaje del supraordinal.

Aprendizaje Combinatorio

Este tipo de aprendizaje se caracteriza por que la nueva información no se relaciona de manera subordinada, ni supraordinada con la estructura cognoscitiva previa, sino se relaciona de manera general con aspectos relevantes de la estructura cognoscitiva. Es como si la nueva información fuera potencialmente significativa con toda la estructura cognositiva.

Considerando la disponibilidad de contenidos relevantes apenas en forma general, en este tipo de aprendizaje, las proposiciones son, probablemente, las menos relacionables y menos capaces de “conectarse” en los conocimientos existentes. Por lo tanto más dificultosa para su aprendizaje y retención que las proposiciones subordinadas y supraordinadas; este hecho es una consecuencia directa del papel crucial que juega la disponibilidad subsunsores relevantes y específicos para el aprendizaje significativo.

Finalmente el material nuevo, en relación con los conocimientos previos no es más inclusivo ni más específico, sino que se puede considerar que tiene algunos atributos de criterio en común con ellos, y pese a ser aprendidos con mayor dificultad que en los casos anteriores se puede afirmar que “Tienen la misma estabilidad […] en la estructura cognoscitiva”, por que fueron elaboradas y diferenciadas en función de aprendizajes derivativos y correlativos.

Son ejemplos de estos aprendizajes las relaciones entre masa y energía, entre calor y volumen. Esto muestran que implican análisis, diferenciación y, en escasas ocasiones generalización, síntesis.

Breve conclusión de la teoría del aprendizaje significativo

Es importante recalcar que el aprendizaje significativo no es la “simple conexión” de la información nueva con la ya existente en la estructura cognoscitiva del que aprende, por el contrario, sólo el aprendizaje mecánico es la “simple conexión”, arbitraria y no sustantiva.

El aprendizaje significativo involucra la modificación y evolución de la nueva información, así como de la estructura cognoscitiva envuelta en el aprendizaje.

Como educadores, si queremos que los alumnos entiendan la información que proporcionamos, es importante que examinemos como se sienten o que es lo que no saben los alumnos, de esta manera conocemos las necesidades de los alumnos y fortalecer esta área.

Referencias

  • Ausubel, Novak, Hanesian (1989). «Psicología Educativa: un punto de vista cognoscitivo. Manual para Grupos Profesionales de Trabajo». Ministerio de Educación Chile.
  • Ausubel, Novak, Hanesian (1983). «Psicología Educativa: Un punto de vista cognoscitivo» Editorial: TRILLAS México
  • COLL-PALACIOS-MARCHESI (1992). «Desarrollo Psicológico y Educación». Editorial: Alianza Madrid