Saltar al contenido

¿Cómo interpretar las pruebas proyectivas?

INTERPRETACION-DE-PRUEBAS-PROYECTIVAS

Los dibujos determinan en gran manera la personalidad de una persona, ya sea el Test del Árbol, el Test del dibujo de la familia (DFF), el Test de Garabatos, el test HTP, prueba del dibujo de la figura humana (DFH) y todos los demás test proyectivos de papel y lápiz. Las leyes en las que se apoya el plano gráfico de los dibujos son las mismas que rigen la grafología mínima y simbólica.

La interpretación de las pruebas proyectivas adquiere una gran importancia dentro del marco de habilidades de un buen psicólogo y psicoterapeuta ya que podemos analizar las pruebas gráficas que realicen tus pacientes.

Las formas de interpretar las pruebas proyectivas

Como lo dije antes, el dibujo de cada persona determina su personalidad y vigor, su fuerza y su debilidad, todo esto se analiza e interpreta en diversas maneras, a continuación desarrollare los aspectos más relevantes sobre el campo gráfico respecto a la interpretación dibujos.

Interpretación del tamaño

El tamaño del concepto gráfico contiene indicios acerca del realismo de la autoestima del examinado, de su autoexpansividad característica, o bien de sus fantasías de omnipotencia.

Los dibujos pequeños corresponden a personas con sentimientos de inadecuación y quizá con tendencia al retraimiento. Mientras que, los dibujos grandes todo lo contrario.

Dibujo muy grande

Se dice que el dibujo es muy grande cuando no cabe en el marco del papel que le hemos dado al sujeto (puede ser niño-adulto).

Por lo tanto, si el dibujo no cabe es necesario agregar más hojas y esto también tiene una interpretación.
Existe un aspecto de vital importancia y es que si el dibujo es incompleto de nada sirve para análisis, sobre todo cuando se realiza un informe psicológico profesional.

Interpretación de un dibujo muy grande

  • Persona de amplias miras, con desprecio del detalle
  • Pareciera que ve al mundo pequeño – (sentimientos de inferioridad)
  • Personalidad Megalómana, presuntuosa, engreída, orgullosa

Dibujo Grande

Se dice que el dibujo es grande cuando ocupa todo el marco del papel que hemos destinado a la prueba. Es decir, apenas quedan espacios en blanco en el dibujo.

Interpretación de un dibujo grande

  • Es salir de nosotros mismos
  • Extraversión
  • Fuerza y vitalidad
  • Orgullo
  • Generosidad
  • Posiblemente vanidad

Dibujo Normal

Se considera un dibujo “normal” cuando el dibujo ocupa la superficie equivalente a un 50% del 100% del marco del papel.

Interpretación de un dibujo normal

  • Índice de acomodación al medio
  • Equilibrio entre intro-extraversion
  • Vitalidad normal
  • Exacta valoración de si mismo
  • Control de si mismo
  • Correcta relación con los demás
  • Podría decir, que esta persona se siente feliz con el tiempo que le ha tocado vivir y el ambiente en que frecuenta.

Dibujo Pequeño

Se dice que un dibujo es pequeño cuando ocupa aproximadamente el 25% de un total del 100% del marco del papel.

Interpretación de un dibujo pequeño

  • Sentimientos de sencillez
  • Inhibición de impulsos
  • Inexacta valoración de si mismo
  • Sentimientos de inferioridad
  • Introversión: mientras el dibujo sea mas pequeño se acentúa más

Dibujo muy pequeño

Se dice que un dibujo es muy pequeño cuando ocupa solo el 12% del 100% del marco del papel.

Interpretación de un dibujo muy pequeño

  • Tacañería
  • Avaricia
  • Existe temor
  • Inhibición
  • Timidez, sin embargo una excelente capacidad de especialización

Secuencia

El análisis de la secuencia proporciona una serie de muestras de conductas registradas en el papel, puesto que, si se examinan muestras del proceso gráfico mientras se esta llevando a cabo, se pueden estudiar los rasgos estructurales del conflicto y la defensa como si se proyectaran en cámara lenta.

Tan importante como observar la secuencia en que se van sucediendo los detalles de un dibujo, es considerar la secuencia de dos dibujos diferentes.

Debido a que el análisis de la serie de dibujos puede ofrecer indicios sobre el impulso o la energía de la persona, y facilitar datos que permitan apreciar el control que ella ejerce sobre dichos impulsos.

Simetria

Este es uno de los principios de la Psicologia Gestalt.

  • Fallas de la simetría: revelan una inadecuación de los sentimientos de inseguridad en la vida emocional ( ej. Dibujos abstractos infantiles)
  • Simetría bilateral acentuada (efecto de rigidez): control emocional de tipo obsesivo compulsivo, represión e intelectualización exagerada.
  • Simetría inflexible: depresivos.

Proyección o dirección del dibujo

Daré a entender que cuando hago referencia a proyección me dirijo hacia la inclinación del dibujo sobre el marco del papel, es decir, hacia donde se dirige o proyecta el dibujo, hacia delante, hacia atrás, hacia arriba o hacia abajo. A pesar de estas indicaciones, solo existen dos tipos de proyecciones o direcciones que son relevantes, estas son hacia la derecha e izquierda.

Dirección hacia la izquierda

Cuando una figura humana mira hacia la izquierda, esta mostrando su distanciamiento de los otros, su introversión, su rica vida interior.

Posiblemente exista un conflicto o lucha entre el consciente e inconsciente, dicho de una manera simple, una lucha entre como se es y como se desea ser.

Este tipo de personas suelen forjarse una idea real de lo que pretenden ser pero la realidad no coincide por lo tanto el sujeto desea cambiar estas cosas. Posiblemente existe apego a la madre o bien regresión.

Dirección hacia la derecha

En este apartado desarrollare un aspecto importante, es cierto que cada caso es diferente, por lo tanto cada caso es un mundo de problemas. Por lo tanto cuando un niño o sujeto adulto tiende a realizar el dibujo con dirección o proyección hacia la derecha, demuestra lo siguiente:

  • Personalidad introvertida natural
  • Apego a su madre
  • Existe un deseo consciente o inconsciente de querer cambiar las cosas o el tiempo.
  • Deseo de lograr independencia
  • Sujeto de fácil comunicación
  • Sociable

Dirección ambivalente

Como lo he dicho anteriormente, quizás en ocasiones llegaremos a encontrarnos con figuras o dibujos en donde no existe armonía entre los movimientos proyectados, es decir que pareciera que los dibujos tienden hacia la derecha o hacia la izquierda.
Esto es muy importante, porque el dibujo hace mención de que el sujeto pareciera dividir su personalidad, es decir que no sabe en que punto quedarse si a la izquierda o la derecha.

Dirección desigual

Para este estudio conviene analizar y examinar despacio las dos partes del dibujo, izquierda y la derecha y considerar las diferencias notorias, que advirtamos. Debemos de interpretar la izquierda como el lado de la intimidad y de la familia. El derecho como la relación y el contracto con desconocidos.

No cabe duda alguna que esta persona en su casa, con sus íntimos, es hiriente y mordaz, mientras que pone muy buena a los extraños y desconocidos. Este se acrecienta por la caída de las puntas de la izquierda y la elevación de los bucles de la derecha. Es una persona dolida con sus íntimos, entristecida por ellos, y con la ilusión de encontrar a alguien fuera que cambie su vida. También pueden ser signos de una persona pesimista.

Situación del Dibujo en la Página

Conocer esto es muy sencillo, solo debemos de tomar el papel y dividirlo en cuatro partes, entonces tendríamos cuatro partes que serian superior derecha e izquierda, inferior derecha e izquierda y el centro.

Ahora que ya sabemos cómo dividir la hoja es necesario saber como interpretar estas situaciones:

Dibujo situado arriba

Cuando un dibujo se encuentra situado arriba, aquel que realizo el dibujo está dirigiendo su mirada a lo alto, se pone del lado de lo digno, lo noble, lo espiritual o sencillamente se encuentra alegre y eufórico. Claro, no podemos juzgar a alguien solo por este rasgo ya que debemos de considerar la interpretación total del dibujo.

Dibujo situado abajo

Este apartado es muy importante, ya que se necesita experiencia para poder darle una interpretación correcta, claro esto lo facilita el historial clínico, por otro lado el dibujo situado abajo corresponde a una persona positiva, puede ser también pesimismo y actividad y movilidad.

Dibujo situado a la izquierda

La interpretación de estos dibujos puede implicar inhibición, timidez, dependencia materna, rutina y cierto encerrarse con uno mismo. A estas personas se les dificulta socializar y comunicarse con los demás, por lo tanto esta situación de dibujo puede implicar introversión. Claro, un aspecto relevante es que también se debe de ver si la dirección del dibujo no contrasta la interpretación.

Dibujo situado en el centro

Interpretaremos esta situación como alguien que busca ser fiel en la balanza de los juicios, implica por lo tanto, objetividad, control de si mismo, reflexión y buen sentido, es por excelencia un buen educador.
Este tipo de personas tienden ha ser muy razonables, sin embargo puede dominar lo sentimental y pasional. En su lado negativo puede ser alguien calculador e interesado.

Existe un equilibrio entre el pesar y la alegría, el control del humor, la extraversión e introversión.

Dibujo situado a la derecha

Cuando un dibujo se desplaza a la derecha indica extraversión, fácil comunicación con los demás, proyección hacia el futuro, en su lado negativo seria precipitación e impaciencia, emotivo y pasional.

El tipo de trazo

Los niños que dibujan trazos largos, son los que mantienen un control firme de su conducta, los que dibujan cortos son más impulsivos.

La longitud del movimiento del trazo tiende a aumentar en las personas inhibidas y a decrecer en las excitables.

Los niños que utilizan trazos rectos tienden a ser más auto afirmativos, los que realizan trazos circulares tienden a ser más dependientes y emotivos, las líneas redondeadas se asocian con la feminidad, y las rectas con los estados de ánimo agresivos

Las líneas dentadas se relacionan con la hostilidad.

Las líneas quebradas, indecisas o que poseen continuidad solo porque fueron varias veces reforzadas se asocian con la inseguridad o la ansiedad.

Las lineas finas y como estiradas a lo largo del dibujo irradian una sensación de tensión (a menudo, se observan en dibujos de personas con estados emocionales rígidos o tensos).

Las líneas fragmentadas o esbozadas que están muy destacadas, expresan ansiedad, timidez, falta de autoconfianza, vacilación en la conducta y en el enfrentamiento con situaciones nuevas.

El borrar de un modo excesivo constituye incertidumbre e indecisión y autosatisfacción. Las líneas rítmicas v fluyentes son características personas más sana, decididas y bien controladas, sus dibujos implican un buen ajuste.

La forma del trazo

Este es un terreno netamente grafológico. La forma del trazo se estudia en casi todos los test gráficos, partiendo de la grafología y pasando por Machover, Wartegg, Garabatos, el árbol, DFH, DFF, etc.

La forma en realidad tiene solo dos variantes: la curva y el ángulo. La recta, el zigzag, el remolino o el circulo son derivaciones de estos dos gestos principales.

Dibujos con predominio de líneas rectas

La interpretación de las líneas rectas indica fuerza y vitalidad, introversión. Predominio de la razón, claridad en las ideas y mesura en los procesos superiores de asimilación y comprensión.

También en el terreno de la afectividad, hay sequedad, frialdad de sentimientos en su comunicación al exterior.

Dibujos con Predominio de curvas

La interpretación del predominio de curvas implica una persona afectiva, sensible, generalmente con alma de artista, extravertida, de buena memoria e imaginación.

Predominio del ángulo

Es una de las señales de razón y sobre todo de introversión, pero además de acuerdo con el trazo, podemos ver:

  • Con trazo firme o fuerte: Que implica dureza, tenacidad, lucha y actividad y notable capacidad de resistencia propio de las personas enérgicas y consecuentes que trabajan en pos de sus ideales y empresas hasta verlos resueltos o realizados.
  • Con trazo débil o deficiente: Susceptibilidad e impertinencia, acaso obstinación que no siempre se mantiene a largo plazo, y puede no llegar hasta el final de las tareas por la falta de resistencia.

Dibujos con predominio de zigzag

Los dibujos en zig-zag hacen notoria la agresividad, este tipo de agresividad es violenta y súbita, de explosión impremeditada o inesperado, en pocas palabras son personas que no pueden controlar sus emociones.

Dibujos con predominio de círculos

Los dibujos en los que predominan los círculos son de personas egoístas, en casos como el test del árbol podría indicar aislamiento, introversión, narcisismo.

Presión del trazo

Este es un indicador del nivel energético del individuo. Los trazos fuertes dibujados por niños, muestran que estos son más asertivos que otros; los trazos livianos muestran en el sujeto un bajo nivel energético y la existencia de restricción y presión en ellos.

Las personas neuróticas, esquizofrénicos crónicos y los catatónicos avanzados ejercen muy poca presión, realizan líneas pequeñas y débiles.

Los psicópatas, los casos orgánicos, epilépticos y encefálicos se caracterizan por ejercer una fuerte presión en los dibujos. Las personas que dibujan líneas suaves y débiles sufren de depresión o se sienten desubicadas.

La fuerza del trazo es uno de los puntos cruciales de la grafología, y lo es también en la técnica interpretativa de los dibujos. Dentro de la fuerza del trazo existen cuatro tipos de presión:

Presión deficiente – temblores, rotos…

Se caracteriza por la interrupción de las rayas, las líneas se muestran desiguales de presión dentro de una tónica general débil.

Los temblores, la debilidad, las interrupciones desiguales de un trazado poco presionado e irregular se clasificaran como dibujos de presión deficiente, lo que implica una señal de introversión, de inhibición, timidez y cohibición. Es señal de falta de energía.

Presión fina – delicada…

La presión fina implica una delicadeza en el contacto con los demás. Su carácter es algo retraído e introvertido.

Presión firme – suficiente, normal…

La interpretación de una presión firme indica vitalidad física, extraversión, carácter firme, y hay seguridad en si mismo y sus criterios. Refuerza los dotes de mando.

Es una señal positiva principalmente de fuerza y potencia del YO frente al ambiente, y también de buen estado de salud, juventud y euforia.

Dibujos de presión muy pronunciada – pastosa…

Es una señal de sensualidad y potencia física grande que puede rayar en brutalidad.

Continuidad del Trazo

Este aspecto es sencillo de interpretar, basta con una observación cuidada, a veces la ayuda de una lupa es util para estudiar el trazo y sus uniones posibles, pero esto se hace sin mayores complicaciones.

Dibujo con línea continua

Decimos que un dibujo es de línea continua cuando se hace de una vez, sin levantar el útil.
La interpretación de la unión o ligadura de los trazos en un escrito o en un dibujo es exponente de la tendencia a la extraversión y a la comunicación con los demás.

Hay dinamismo y agilidad de comprensión así como continuidad en los trabajos y los afectos. Es un signo positivo en general. En escrituras inferiores yen dibujos torpes puede ser un exponente de rutina.

Dibujos de continuidad media

A veces, para realizar un dibujo hay una o dos detenciones, acaso tres si es muy complicado el trazado, pero los trazos son largos, sin interrumpir el movimiento. Hay equilibrio entre la intuición y la deducción.

Buen dinamismo y agilidad, capacidad de abstracción y de comunicación, armonía entre el mundo interior, introversión y la exteriorización y el contacto extraversión. Por lo que estas personas están en una más amplia disposición que las que se inclinan a uno de los dos polos.

Persistencia fundamental y razonada en lo que se emprende. En caso de dibujos torpes e inferiores demostraría inseguridad y espíritu gregario.

Dibujos de Líneas sueltas

Un dibujo es de líneas sueltas cuando está formado por muchas pequeñas rayas. Es propia de introversión y de dificultades de contacto y relación.

En el plano intelectual es característica de la intuición; el sujeto es capaz de adivinar las cosas a primer golpe de vista, sin razonamientos previsto; pero si no llega de primera intención, el razonamiento posterior en persona de corazonadas suele ser pobre y deficiente.

Es una señal de inspiración, de invención, pero de mala realización y escasa persistencia en lo emprendido. Puede tener buenas ideas pero no sabe desarrollarlas en la práctica.

Dibujo con trazos porosos

A la primera impresión parece un dibujo hecho de una sola vez, pero de fijarnos atentamente veremos que la raya continua está formada por muchas pequeñas rayas unidas.

Debemos de enfocar este rasgo como una permeabilidad al ambiente, transige, se acomoda al medio, y en el fondo tenemos inseguridad en uno mismo como raíz. También es normal en las personas con excesiva sensibilidad, como impresionabilidad que raya en sugestionabilidad.

Es una señal, también, de incertidumbre. Falta aplomo, firmeza, seguridad en si mismo.

El estilo del dibujo

Cada persona tiene su estilo. Por eso, pretender clasificar los estilos es casi imposible. Están formados en primer lugar por elementos ya describí anteriormente.

En este apartado existen tres grupos para interpretarlos que son:

  1. Por trabajo desarrollado.
  2. Por dinamismo o eficacia.
  3. Por equilibrio y estética.

Por trabajo desarrollado

Dibujos Escuetos o esquematizados

En este tipo de dibujos se trazan pocas líneas, son simplificados, a veces simbolicos, se expresa con poco esfuerzo, en poco tiempo lo que se pide.

La interpretación de estos dibujos, es dinamismo, reflexión y racionalización de los impulsos. Suele darse luchas afectivas y se tiende a controlar la afectividad.

Dibujos incompletos o a medio hacer

Se interpreta como deseo de ocultación, permanecer en la sombra. Se da en personas algo sofisticadas, con gran control y gran autocontrol y fuerte contenido consciente. Suele darse dificultades de contacto e inseguridad.

Dibujos muy elaborados o complicados

Abundan los sombreados, estos dibujos muy elaborados, son complicados en su ejecución indican introversión, concentración en la tarea, amor a ejecutar con detalles y cuidado el trabajo.

Pero también un cierto encubrimiento de la personalidad, constreñida entre tanto retoque y sombreado

Dibujos originales o artísticos

Es en realidad una forma semejante a la anterior, pero con un impresión propia y una originalidad notable.
Estos dibujos suelen coincidir con personas con sentimientos de inferioridad, escrupulosos, con fuerte autocontrol, amantes de la obra bien hecha, a veces con posturas falsas en la vida, pero con un depurado sentido artístico, que es la liberación y la compensación que buscan a sus minusvalías.

Dibujos exóticos o extraños

Las líneas generales de dibujos extraños suelen interpretarse como extravagancia con visos de originalidad, con alejamiento de la realidad. Exhibicionismo.

Por dinamismo o eficacia

Dibujos Infantiles

Son los dibujos propios de los niños y hasta los 14 años pueden aceptarse como normales; en edades de adultos y superiores a los 15-16 años indicara infantilismo, retraso, torpeza, etc.

Dibujos torpes y dificultosos

Esto también corresponde a dificultades en la ideación. Problemas de relación. Disminución de la vitalidad física. Obturación afectiva. En algunos dibujos torpes se advierte al mismo tiempo excelente vitalidad física en la presión, tamaño del dibujo, etc.

Dibujos ágiles y dinámicos

Son personas con rapidez y facilidad de contacto y relación, así con suavidad si además advierte curva. Son siempre dibujos hechos por personas dinámicas, de rápidos reflejos.

Por equilibrio y estética

Dibujos armónicos o proporcionados

Indican armonía entre el sujeto y el medio, armonía interior, equilibrio entre las necesidades espirituales y materiales, sueños afianzados a tierra, idealismo que no se pierde por las nubes, hay control y dominio de sí.

Dibujos deformes y desproporcionados

Toda deformidad indica conflictos en la zona deformada. En su interpretación podría ser dificultad de contacto y relación al medio. Tampoco existe armonía interior.

Los detalles del dibujo

  • Detalles inadecuados: reacción gráfica de personas con tendencia al retraimiento.
  • Ausencia de detalles adecuados: transmite una sensación de vacío reducción energética; personas que utilizan el aislamiento emocional como defensa, personas depresivas.
  • Detalles excesivos: obsesivo compulsivo.

La posición corporal

Sensación de rigidez: la persona puede estar parada con rigidez en actitud vigilante, con la cabeza y el cuerpo muy erectos, las piernas apretadas entre sí, y los brazos rectos y pegados al cuerpo, postura erecta.

Datos proyectivos de personas incapaces de relajación y de actuaciones casuales e impulsivas: personas que actúan bajo la imposición del deber y aun con cautela y buscando el perfeccionismo.

Movimientos

Solo aparece ocasionalmente en los dibujos proyectivos y es generalmente en los niños. Weahner observó que esto se da en niños dotados en la mayor parte de sus dibujos.

Los depresivos dibujan pocos elementos móviles y los psicóticos muy pocos o muchos. Los niños débiles mentales son los que menos los incluyen.

Assis Pacheco afirmó que el movimiento animal del Rorschach, se correlaciona con el movimiento de los dibujos, pero no así el movimiento humano. Esto es que las necesidades infantiles se expresan mejor en el contenido animal.

¿Son efectivas las técnicas para interpretar las pruebas proyectivas?

Respuesta corta: No.

Respuesta larga: Con estas técnicas de interpretación puedes ver ciertos rasgos de la personalidad del individuo pero ni mucho menos se debe abusar de ellas y creer que con un solo dibujo se puede conocer todos lo que hace falta saber de una persona.

Si que es cierto que hoy en día, los test proyectivos son una de las herramientas de mayor ayuda en la psicología clínica ya que en ella se revelan los deseos internos e inconscientes de los niños y adultos.

Sin embargo, para poder conocer la personalidad de alguien se debe de conocer su historial clínico, los resultados de otros test, entrevistas, y otras maneras de obtener datos de una persona.

Referencias

  • Manual de test Gráficos – Mauricio Xandro
  • Müller, María Beatriz “Los dibujos en el abuso sexual infantil” Primera edición. Editorial Maipue. Buenos Aires, Argentina. 2011. Pág. 26