Saltar al contenido

Psicología Conductual

La psicología conductual o conductista es una de varios enfoques de la psicología contemporánea. Cada enfoque tiene una perspectiva diferente de la conducta humana y cada corriente psicológica tiene diferentes principios, constructos, postulados y supuestos que fundamentan su teoría.

La mayoría de los psicólogos estarían de acuerdo en que ninguna corriente psicológica tiene la verdad absoluta, aunque en el pasado, en los primeros días de la psicología, la psicología conductista habría dicho que su teoría era la única que era verdaderamente científica.

¿Qué es la psicología conductual?

Al pensar en la psicología conductista me viene a la mente un grupo de personas dentro de un laboratorio que llevan batas blancas tratando de condicionar a unas ratas que están lidiando en medio de un laberinto con el fin de llegar a su cena. Esta es la idea que hasta el momento trata de vendernos la psicología conductista que también hace énfasis en que la verdadera psicología es la que tiene un fundamento científico y que puede medir y dar resultados a través de pruebas, test y/o estadísticas.

Lo que hace diferente a la psicología conductista de los demás enfoques es que esta corriente ve a las personas y los animales como entes controlados por su entorno y que somos el resultado de lo que hemos aprendido de nuestro ambiente. Para el conductista los factores ambientales (que ellos llaman estímulos) afectan al comportamiento observable (que son las respuestas).

Desde la psicología conductista se proponen dos procesos principales que son por las que una persona logra aprender: aquello que llaman el condicionamiento clásico y el condicionamiento operante. El condicionamiento clásico consiste en el aprendizaje por asociación, y el condicionamiento operante implica aprender de las consecuencias de la conducta.

¿Qué es el condicionamiento clásico?

El condicionamiento clásico (CC) fue estudiado por el psicólogo ruso Ivan Pavlov. Aunque mirando a los reflejos naturales y estímulos neutros logró condicionar perros a salivar con el sonido de una campana para que les diera hambre o buscaran la comida. Los principios del condicionamiento clásico se han aplicado en muchas terapias. Entre ellas se encuentra la desensibilización sistemática para las fobias (en la que paso a paso se expone a un estímulo temido a la vez) y la terapia de aversión.

Artículos sobre la psicología conductual

Críticas a la psicología conductista

Como cualquier otra corriente de pensamiento, la psicología conductista ha recibido muchísimas críticas. A continuación te desvelamos las más relevantes:

El principal autor del conductismo fue Skinner, el cual es considerado un conductista radical. Su mejor método es el de «principio de reforzamiento» en el que fundamenta su teoría.

De acuerdo con Skinner la conducta es influida significativamente por sus consecuencias. Aunque es cierto que el contexto influye en el individuo, lo sorprendente de Skinner es que utilizo múltiples aplicaciones respecto al principio de reforzamiento. En otras palabras: creó varios moldeamientos, aplicaciones, métodos y programas que incluyen el uso de reforzadores.

De acuerdo con Skinner:

  • Las anormalidades se pueden entender en función de los reforzamientos
  • La modificación de la conducta se puede dar a través de programas que incluyan reforzadores.

Este gran aporte de Skinner a la psicología a ayudado en todo contexto de la sociedad porque los reforzadores se pueden aplicar en distintos lugares como: la escuela, en el trabajo, en el hogar y en cualquier ambiente en el que se desee modificar la conducta del otro.

Respecto a Bandura, considero también que el aprendizaje humano se da por medio de la observación y los procesos cognoscitivos. Hecho que no se separa de la línea de pensamiento de Skinner, el cual opinaba que la conducta esta influida por el contexto.

De acuerdo con Bandura en que la observación es muy compleja y variada ya que existen muchas condiciones que afectan a la misma. Entre ellas están:

  • La capacidad de retener lo que se observo.
  • La capacidad de ejecutar las habilidades adquiridas.
  • La motivación e incentivos para llevar a cabo la conducta.

Las personas no aprenden mucho, si es que no existe experiencia o a menos que reconozcan que los hechos están correlacionados.

Bandura

Su gran aporte a la psicología fue su Aprendizaje Vicario es decir experimentar lo que otro hace a través de la observación.

Cada uno de los conductistas se enfoca las experiencias observables según Rotter, cuando hablaba sobre el mundo subjetivo significativo, la percepción de situaciones basada en los atributos psicológicos individuales influyen en las conductas.

De acuerdo con Rotter en su principio de las seis tendencias direccionales (necesidades) que influyen en el individuo y son:

  1. Reconocimiento.
  2. Dominación.
  3. Independencia.
  4. Protección-dependencia.
  5. Amor y afecto.
  6. Comodidad física.

Aunque Rotter investigo mas sobre el locus de control interno y externo, denominaba al locus interno como una medida de “libertad” lo cual, actualmente no se considera correcto ya que lo interno es psíquico por tanto no se puede medir, mucho menos darle categorías o estados emocionales ya que la psique es una estructura compleja que nunca se podrá llegar a profundizar porque sigue evolucionando.

Ellis se enfocaba mas en que las emociones son irreales y están mal adaptadas. Ya que las emociones no se pueden suprimir. Ellis decía que las emociones se podían controlar a través de procesos cognoscitivos en los que es importante resaltar lo que se aprende y probarlo. A lo que le denominaba «autoverbalización». De la misma manera, esto se considera un error ya que las emociones no se pueden controlar, es decir son inevitables.

En el caso de Mischel afirmaba de que la percepción y la conducta humana están armonizadas con los diversos estímulos y situaciones de nuestro medio.

También propone diversas variables de la persona que tienen un papel perdurable en el procesamiento de estímulos en la dirección de la conducta que son:

  1. Habilidades cognoscitivas y de conducta.
  2. Categorías y conceptos cognoscitivos.
  3. Expectativas de consecuencias del estimulo y consecuencias de la conducta.
  4. Preferencias y aversiones de estimulo.
  5. Estrategias intenciones.
  6. Planes de autorregulación.

Estas variables difieren de los determinantes tradicionales de la personalidad.

Aunque los teóricos del aprendizaje cognoscitivo integran los requerimientos de firmeza y la objetividad, no eliminan las inconstantes de la personalidad como recurso explicativo.

La mayor crítica que ha recibido la psicología conductista, en general, es por la forma en que subestima la complejidad de la conducta humana. En muchos de sus estudios utilizaron animales que son difíciles de generalizar o comparar con los seres humanos y que no pueden explicar, por ejemplo, la velocidad en la que se puede aprender un idioma tiene que ver mucho el factor biológico.

Por lo mismo, es que al inicio enfatice que la psicología conductista trata de vendernos la idea de que todo puede ser medible y/o observable pero la verdad es que en psicología no todo puede ser observable y/o medible.

Quizás algún día las ciencias psicológicas pueden llegar a medir aquello que hoy no se puede medir (inconsciente) y si se llegare el momento seguramente la psicología conductista celebrara a lo grande, pero por el momento hay muchas dudas de su teoría.

Por otro lado y para concluir a los teóricos conductistas les gusta relacionarse con las teorías del aprendizaje ya que las mismas encajan bien en su énfasis de la objetividad. Porque fue posible estudiar las condiciones que promueven el aprendizaje y los estímulos que siguen a la conducta son observables.