Saltar al contenido

¿Cómo saber si necesito un psicólogo? 12 Síntomas clave para acudir a uno

como-saber-si-necesito-un-psicologo

En muchas ocasiones me han preguntado: ¿Cómo saber si necesito un psicólogo? Y mi respuesta siempre es la misma.

Para poder ir al psicólogo es suficiente con que se produzcan una serie de síntomas que nos dicen que algo está mal.

La terapia psicológica puede tener muchos beneficios para la salud mental. Pero la pregunta más importante es: ¿Cómo puedo saber si necesito terapia profesional?

Los 12 síntomas que te ayudarán a saber si necesitas un psicólogo

Cómo-saber-si-necesito-un-psicologo

Lo sorprendente es que en la mayoría de las ocasiones las personas sufren inútilmente, porque no tienen las “herramientas” o “habilidades” necesarias para sobrellevar algunas situaciones.

Aprenderás a cómo saber si necesitas acudir a un psicólogo, y es tan sencillo como conocerte a ti mismo y ser consciente de que tienes alguno de estos síntomas:

Control de sí mismo

En ocasiones perdemos la capacidad de raciocinio y esto es recurrente en momentos de tensión y/o estrés, sin embargo, si perdemos la cordura con frecuencia y dejamos que las emociones nos dominen, pudiendo llegar incluso a conductas violentas, es seguro que necesitamos ayuda profesional para el control de impulsos y la autogestión emocional (enojo, rabia, ira, dolor, tristeza, melancolía, etc.)

Síntomas psicosomáticos

Nuestro cuerpo tiene mecanismos de defensa que nos dicen cuando algo está mal internamente. Puede ser, que cuando existan diversos dolores; ya sea en el cuello, en los brazos, las piernas, la cabeza o en alguna parte más del cuerpo… sean síntomas de que algo está mal psicológicamente, lo que en psicología se conoce como síntomas psicosomáticos.

Los síntomas psicosomáticos pueden manifestarse como: ataques de ansiedad, dolores en el pecho, aceleración del ritmo cardiaco, dolores en el cuerpo, sudoración, entre otros.

Desorientación

Hay personas que olvidan por completo en qué día están, en qué mes o en qué horario. También pueden olvidarse de ir a traer a su hijo al colegio, hacer compras importantes u otras situaciones que ameritan responsabilidad.

sintomas-saber-hace-falta-psicologo

Estar en una situación límite

Cuando una persona está en medio de un problema y no sabe cómo resolverlo (problemas de pareja, divorcio, relación padres-hijos, ámbito laboral, etc.) , también puede ayudar acudir a un psicólogo para recibir orientación, hay psicólogos especializados en ciertas problemáticas.

Pensamiento negativos frecuentes

Si todo lo que gira a tu alrededor parece ser negativo, sientes que nadie te aprecia; que no tienes valor; impidiéndole llevar una vida tranquila y feliz, te recomendaría probar terapia para intentar cambiar tu modo de ver las cosas.

Desesperación

Si crees que has perdido la esperanza, que la vida no vale la pena y que no tiene sentido vivir en este mundo, necesitas ayuda profesional.

No logras conciliar el sueño

Existen miles de personas con dificultades para dormir. Si una persona no logra conciliar el sueño, puede ser un síntoma de que que no puede desconectarse emocionalmente de todo aquello que acontece en su cotidianidad o de su pasado.

La repetición de los errores

Si después de intentar salir de un problema, obtienes siempre los mismos resultados, e incluso más catastróficos; quiere decir que estás en un ciclo vicioso, que es psicopatológico y necesitas apoyo psicológico.

En terapia se enseña a cómo resolver problemas gracias al Insight (visión interna) que el psicólogo logra y te enseña a hacer en terapia.

cuando-acudir-psicologo

Siempre estar de mal humor

¿Has llegado a pensar en que todo lo que los demás hacen te irrita? Si ese es tu caso, por tu salud mental, vale la pena que visites a un psicólogo. 

Lloras por cualquier cosa

En muchas ocasiones lo que los demás dicen de ti afecta a tu día; a tal punto de explotar en llanto. Es decir que siempre hay un sentimiento de tristeza y posiblemente de depresión. En muchos casos es algo que arrastramos de nuestro pasado; situaciones desagradables que surgen en los momentos menos esperados.

Si lloras con frecuencia, te sientes triste o eres muy sensible a los comentarios de los demás,  es un buen momento para ir a terapia.

Situaciones complicadas de vida

Cuando pasamos por momentos difíciles, ya sea por la muerte de un familiar, una catástrofe natural, un caso de abuso sexual, violencia verbal o física entre la familia, además de denunciar la situación ante las autoridades si es preciso, podría ayudarte realizar alguna visita al psicólogo, en principio para que te de herramientas para superar estas situaciones complejas con éxito, o si ya te está afectando gravemente, para poder salir de ello.

No poder cerrar ciclos

Si lo que te cuesta es cerrar un ciclo, como terminar una relación sentimental, aceptar la muerte de un ser querido,,… Tal vez es que necesites apoyo para cerrar este tipo de ciclos que no son nada fáciles; pero que son necesarios para continuar con nuestra vida.

Entonces, ¿Cómo saber cuándo necesito ir al psicólogo?

En conclusión, no hace falta que existan situaciones extremas para acudir al psicólogo y estas son solamente algunos de los síntomas más recurrentes, pudiendo haber otro tipo de problemas que mejoren o se solucionen con terapia psicológica. En ocasiones se llega hasta el límite entre la salud mental y la psicopatología para darse cuenta de lo necesario que es la terapia profesional.

Por lo tanto, si frecuentemente tienes problemas ya sea familiares, sociales o personales y no sabes como salir de ellos, ir a terapia psicológica es una buena opción.