Saltar al contenido

Síntomas de la depresión en la adolescencia y factores de riesgo

sintomas-depresion-adolescencia

En muchas ocasiones me hacen la pregunta: ¿Cómo saber si mi hijo adolescente está deprimido?. Lo primero que tenemos que tener en cuenta que existe mucha diferencia entre estar triste y tener depresión.

Muchas veces, una persona que está triste piensa que tiene depresión, cuando en realidad no es así. 

Para conocer más en profundidad lo que es la depresión, te animamos a que leas nuestro artículo al respecto. Para no repetirnos, en este solo abordaremos los síntomas que te tienen que alertar en caso de que creas que un adolescente pueda estar deprimido.

4 factores de riesgo de la depresión en jóvenes

El término adolescente es un término social, no biológico, y proviene de la palabra adolecer. Lo cual nos puede dar los primeros indicios del proceso traumático que pueden estar sufriendo los jóvenes.

Eso mismo, junto a otros factores, pueden acentuar la predisposición de los adolescentes a la depresión:

La genética o factor hereditario

De todos los factores de riesgo de depresión, uno de los mayores es la genética. Esta sería la llamada depresión hereditaria.

En otras palabras: Si uno de sus familiares están sufriendo o han sufrido la enfermedad depresiva, el riesgo que un adolescente sufra de la misma aumenta.

El ambiente y el entorno

El ambiente juega un papel muy importante en el estado de ánimo de las personas. Por esoY la otra parte del riesgo dependerá del ambiente y los estresores.

El género como factor de riesgo de depresión en la adolescencia

Por alguna razón las mujeres parecen ser más propensas a ser afectadas de la depresión que los hombres. Las mujeres son aproximadamente dos veces más propensas que los hombres a sufrir depresión.

Abuso de sustancias

Otras explicaciones a los síntomas también pueden ser por el abuso de sustancias o a los efectos secundarios de algunos fármacos.

11 Síntomas de la depresión en la adolescencia

Los dos principales síntomas que destaca el DSM son el estado de ánimo triste y la disminución de interés o placer (anhedonia), pero la lista de los síntomas de la depresión es amplia, ya que puede variar en cada persona que lo padezca. 

En cuanto a los adolescentes, tanto en la familia como en la escuela, deberían brindar apoyo emocional, ya que esta etapa de la vida de transición, en la que muchos no saben qué hacer o por donde dirigirse, además pueden sentirse juzgados por su entorno y si tienen problemas graves de autoestima, podrían deprimirse.

Aplicando los criterios de DSM al contexto de los adolescentes, podríamos destacar estas señales:

Problemas recurrentes para dormir

La depresión puede alterar los ciclos de sueño-vigilia, por lo que algunos adolescentes deprimidos tienden a mantenerse despiertos incluso hasta altas horas de la noche, de día no duermen, o bien pueden pasar más tiempo en la cama de lo normal levantándose hasta medio día.

Alteración de los hábitos alimenticios

Otro síntoma de depresión puede ser el consumo en exceso de comida, o comer por debajo de sus necesidades, o comer y autoprovocarse vómito; puede que se trate de un trastornos alimenticios sin depresión, pero también puede ser consecuencia de la misma.

Pérdida del interés en actividades que antes disfrutaba

Cuando un adolescente deja de hacer lo que antes hacía. (Practicar algún deporte, juego, videojuego, estar con amigos, entre otros) Pudiera ser una señal de que algo está mal, aún más si constantemente está aburrido y pasa mucho tiempo solo.

Abandono de los amigos

Un adolescente deprimido prefiere estar solo. Si antes salía con amigos ahora se queda en casa solitario. Pierde el interés en las relaciones sociales.

Carácter irritable

Otro síntoma de depresión es el carácter irritable. Un adolescente deprimido tiende a enojarse por cualquier cosa, puede estar siempre malhumorado y discutir con más frecuencia con sus hermanos y sus padres.

Falta de concentración y bajo rendimiento escolar

La depresión hace que un adolescente pierda el interés en estudiar o en ir a la escuela. No presta atención a lo que explican en clase y en ocasiones puede que falte a las clase.

Comentarios negativos sobre sí mismo

Un adolescente deprimido tiende a tener comentarios negativos de sí mismo, incluso los comentarios pueden llegar a ser autodestructivos, tienden a culparse de todo lo malo que les pasa en su vida y en su círculo familiar.

Comportamientos violentos

En la escuela pueden agredir a compañeros del grupo de iguales, maltratar a los demás tanto física como psicológicamente. Los comportamientos violentos pueden ser tanto en el ámbito familiar, escolar y/o social.

Abandono del hogar

Un adolescente deprimido puede fugarse de la casa. Puede que ante una situación conflictiva decidan irse a vivir a otro lugar ya sea con familiares o amigos.

Conductas autolesivas

Cortes, golpes y otro tipos de daños autoinfligidos son un síntoma de la depresión en la adolescencia muy característico.

Especial atención a los antebrazos y los muslos, ya que suelen ser las principales zonas de cortes y fáciles de ocultar con la ropa.

Pensamientos suicidas

En algunos casos los adolescentes deprimidos tienen conductas o pensamientos suicidas. Un adolescente deprimido no le encuentra sentido a la vida, por lo que dice frases tales como: “me quiero morir” “esta vida no vale” “no sirve de nada vivir”.

Este tipo de mensajes pueden ser síntomas graves de depresión. El suicidio es la segunda causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 19 años.

¿Son estos todos los síntomas de la depresión en la adolescencia?

No, ni mucho menos. Existen muchos más síntomas que se comparten con la depresión a cualquier edad pero estos son los síntomas más notorios y que más caracterizan a los adolescentes y jóvenes.

Si un adolescente que tiene varios de los síntomas que enumeramos, y durante varias semanas, es probable que tenga depresión y que necesita atención y apoyo por parte de un psicólogo/psiquiatra especialista.

Lo recomendable es que lo escuches y le expliques que es necesario que asista a terapia. Brindar la atención psicológica con un profesional capacitado lo antes posible para evitar alargar más su estado.

A continuación se presentan algunos libros que hablan sobre los síntomas de la depresión en adolescentes y cómo ayudarles: